«Bandadas de mujeres desnudas van dejando/olor a sexo de alma por el aire violeta… ». Eros e malinconia nella poesia del primo Jiménez